¡Vivan los condones!

lunes, mayo 09, 2005

Sanidad rechaza los criterios de la OMS y ONUSIDA y lanza una campaña contra el SIDA que omite datos vitales y difunde información inexacta

Fuente: hazteoir.org


“Al dirigirse a la población joven, la máxima prioridad debe centrarse en promover la abstinencia o la demora de la iniciación sexual como la forma óptima de prevenir el SIDA y otras enfermedades de transmisión sexual”. “Después de la iniciación sexual, la fidelidad mutua o la abstinencia son las mejores formas de evitar la infección”. Estas son las conclusiones del artículo publicado el 27 de noviembre de 2004 por The Lancet, la revista médica más prestigiosa del mundo. Dicho artículo está avalado por la firma de 150 expertos pertenecientes a 36 países, entre ellos representantes de cinco agencias de la ONU así como el director de programas HIV de la Organización Mundial de la Salud.


Según The Lancet, “los jóvenes deber ser informados de que el uso correcto y sistemático del preservativo reduce el riesgo de SIDA en un 80-90%”. En el mismo sentido, la Organización Mundial de la Salud ha declarado: "El preservativo reduce, pero no elimina el riesgo de contagio VIH. Solamente la fidelidad entre una pareja estable elimina el riesgo de contagio".


Sin embargo, la Ministra Salgado ha negado, en contra de lo que sostienen The Lancet, OMS y ONUSIDA, que el preservativo presente entre un 10% y un 20% de fallos, señalando que “no hay ninguna evidencia de ese porcentaje de fallos del preservativo”.


Además, la campaña de prevención, recientemente lanzada por el Ministerio de Sanidad, oculta el hecho de que el preservativo no suprime el riesgo, sino que sólo lo reduce. Ello quebranta la obligación del Ministerio de Sanidad de facilitar una información exacta y completa.


No conforme con ello, la Ministra de Sanidad ha señalado que las recomendaciones de la OMS, ONUSIDA y The Lancet, que señalan la abstinencia y la fidelidad como los métodos más eficaces para evitar la infección, "se comentan por sí solas y es cerrar los ojos a la realidad del mundo y de nuestros jóvenes". Con esta sorprendente descalificación, y sin mediar más explicaciones, nuestra Ministra de Sanidad ha desoído y despreciado las directrices de la OMS.


Con ello la Ministra pone de manifiesto su falta de profesionalidad y su incompetencia por ignorar las tendencias actuales de lucha contra el SIDA. Es preocupante que un tema tan grave como la lucha contra el SIDA esté dirigido por una persona cuyo conocimiento de esta materia es deficiente.


Como es sabido, en materia de prevención de SIDA, la información salva vidas y la desinformación mata. La Ministra de Sanidad no parece estar bien informada.


La campaña promovida por el Ministerio de Sanidad omite información vital, desoye las recomendaciones de la OMS y de ONUSIDA y contribuye a crear en la población una falsa percepción del riesgo, que induce a adoptar conductas sexuales arriesgadas frente al SIDA.


free geoip