¡Vivan los condones!

lunes, mayo 09, 2005

El SIDA no es el único riesgo asociado al preservativo

El riesgo de contagio del Virus del Papiloma Humano es del 70% con un
único contacto sexual.


El virus VPH causa otra de las epidemias ocultas, pues no da signos
durante años. La prevalencia de esta infección ha aumentado
considerablemente en los últimos años, fundamentalmente entre los personas
promiscuas. En España se calcula que entre 700.000 y 1,4 millones de mujeres
están infectadas por este virus.


DiarioMedico.com


Estado subclínico


Según las últimas estadísticas, es la enfermedad de transmisión sexual
más frecuente, que afecta a más del 60 por ciento de las mujeres
sexualmente activas menores de 35 años, "a pesar de que sólo un 10 por ciento
de éstas podría llegar a tener problemas más severos", ha señalado
Ricardo Sáinz de la Cuesta, profesor titular de la Universidad Autónoma de
Madrid y adjunto del Servicio de Ginecología y Obstetricia de la
Fundación Jiménez Díaz, de Madrid, que ha participado en el V Encuentro de
Salud y Medicina de la Mujer (Samem).


Para el especialista, lo más complejo de este virus, cuyos subtipos más
conocidos son el 6, 11, 16 y 18, es que no suele ofrecer síntomas hasta
que se encuentra en las fases clínica y latente, tanto en mujeres como
en hombres. En el paso subclínico es difícil detectarlo y es
precisamente en este momento cuando es más contagioso.


"Además, hay que tener en cuenta que no sólo afecta al cuello del útero
sino que repercute en vagina y vulva. Para su prevención, ya que no
existe curación, lo más útil es acudir a las revisiones ginecológicas
periódicas, así como evitar las relaciones de riesgo; los preservativos no
se han mostrado aquí tan efectivos como en el sida, ya que el VPH puede
infectar todo el aparato genital, masculino y femenino".


No obstante, para Sáinz de la Cuesta lo más preocupante es que los
subtipos 16 y 18 del papilomavirus son potencialmente oncogénicos. El VPH
16 se asocia en un 50 por ciento a cánceres de cérvix, en un 30 por
ciento a adenocarcinomas y en un 80 por ciento a lesiones preinvasoras. El
VPH se relaciona con un 25 por ciento de cánceres de cérvix y, sobre
todo, a adenocarcinomas agresivos y no tiene relación con el desarrollo
de lesiones preinvasoras.


"La asociación entre este virus y el cáncer de cérvix es mayor que la
que existe entre tabaquismo y cáncer de pulmón. Sin embargo, es
necesaria la persistencia de la enfermedad para el desarrollo de un cáncer
invasor. Se desconoce por qué progresa en unas mujeres y en otras no, pero
sí se sabe que existen otros factores que fomentan la persistencia y
progresión, como el tabaquismo y la inmunodepresión por infección por VIH
y terapias inmunosupresoras en receptores de trasplantes".


Terapia preventiva


No obstante, Sáinz de la Cuesta ha insistido en que el objetivo es
detectar la infección lo más pronto posible para evitar evoluciones
malignas. "El diagnóstico, gracias a las revisiones a las que anual o
bianualmente se someten las mujeres, puede realizarse precozmente. Por ello,
las lesiones precancerosas y cancerosas se están abordando en fases más
iniciales".


La terapia preventiva, basada en el desarrollo de una vacuna, está aún
en fase III de investigación. Algunas de ellas parecen haber funcionado
como prevención. La mayoría se dirige hacia los subtipos 6,11, 16 y 18,
ya que "el 80 por ciento de los contagios aparece algunos o varios de
estos subtipos".

Nota del editor: Ante estos peligros para la salud, ¿confiaría el lector en la eficacia del preservativo aún creyendo en la falsa eficacia cercana al 100% con que lo venden sus defensores?



free geoip